¿Qué es la terapia sistémica?

Si actualmente estás viviendo una situación que te causa dolor, miedo o parálisis y quieres volver a recobrar la ilusión, motivación y pasión por la vida te recomiendo el camino de la terapia sistémica.

En cada una de las sesiones vamos a tratar de identificar aquellos patrones que te limitan, en la relación contigo mismo o con tu entorno de convivencia, para poder inferir nuevas acciones que incidan de forma positiva en la resolución de un problema que te afecta a ti y/o a tu entorno familiar.

El objetivo de la terapia sistémica es que vuelvas a una situación de estabilidad, logrando tu máximo potencial de desarrollo y bienestar en ti y/o en todos los miembros de la familia, saliendo fortalecidos y empoderados de la situación inicial.

¿En qué situaciones funciona la terapia sistémica?

¿Qué es la terapia sistémica?

La evidencia terapéutica ha demostrado su éxito en el tratamiento de las siguientes afecciones:

DIFERENCIA ENTRE LA TERAPIA FAMILIAR Y LA TERAPIA SISTÉMICA

La diferencia entre ambas modalidades de terapia radica en dos aspectos. Por un lado, la metodología y las teorías que sustentan el modo de hacer del terapeuta. En otro ámbito, si el consultante es una persona o una familia.

En la terapia familiar no siempre se utiliza como base la teoría sistémica, pero es imprescindible que acudan todos los miembros de la familia a consulta.

La terapia sistémica es ejercida por un profesional del ámbito de las ciencias sociales y de la salud (Psicólogo, Trabajador Social, Médico, Psiquiatra, etc.). que tiene formación en terapia sistémica, enunciada por Von Bertalnafly, en 1969. Muchos terapeutas sistémicos tenemos formación en terapia breve sistémica o estratégica, lo cual contribuye a realizar un trabajo más rápido y eficaz con el o los consultantes.

La terapia sistémica se puede ofrecer de forma individual, cuando únicamente uno de los miembros del sistema (generalmente el más fuerte o el que más sufre) es el que siente la necesidad de producir un cambio en el funcionamiento familiar y no cuenta con el apoyo del resto de los miembros.

El individuo motivado al cambio participa de un proceso terapéutico sistémico, tomando conciencia de cuál es su posición frente al resto, ya lo sitúa en una posición de transformación, que influye inevitablemente en el funcionamiento de todo el sistema familiar.

La terapia sistémica parte de la teoría general de sistemas, desde la que se explica el funcionamiento y crecimiento de todo ser humano como resultado de un todo.

Desde este punto de vista, las causas que subyacen bajo el comportamiento de una persona no pueden explicarse únicamente a través de su personalidad (causalidad lineal) sino que en su conducta influyen multitud de aspectos que interaccionan entre sí (causalidad circular) y que todos unidos, contribuyen a crear una determinada dificultad, conflicto o síntoma.

Dentro del marco de influencia del individuo, en la terapia sistémica se analizan  todas las áreas que afectan su desarrollo óptimo: biológica, física, cognitiva, emocional, familiar (transgeneracional, familia de origen y familia constituida) social y cultural.

Una vez el consultante toma conciencia de ciertos patrones repetitivos que están en la base del problema por el que consulta, el terapeuta lo acompaña a transformar esos patrones en su experiencia, produciendo un efecto positivo en sí mismo y en las personas con las que interactúa.

En caso que sea toda la familia la que asiste a terapia,  es decir, de que se realice una terapia familiar sistémica, el terapeuta facilita el que todos los miembros puedan adquirir mayor conocimiento acerca de aquellas acciones que de forma individual o en conjunto contribuyen a mantener y agravar el problema.

Del mismo modo, se promueven nuevas pautas de interacción que ayuden a crear una solución válida para todos los miembros de la familia.

¿En qué se basa la teoría general de sistemas?

Todo sistema (biológico, familiar, social, escolar, laboral, etc.) busca un equilibrio u homeóstasis.

En ocasiones, cuando un contexto determinado o sistema funciona de forma que no garantiza el bienestar de sus individuos, algunos de ellos pueden desarrollar síntomas de malestar, que indican la necesidad de cambio en el funcionamiento de las reglas que hasta la fecha habían sido útiles.

Si el sistema no es capaz de adaptarse a los cambios de forma funcional va a desarrollar una deficiencia o disfunción, lo cual implica que se restablezca la homeóstasis a costa de la salud o sufrimiento de uno o varios miembros del sistema, que son los llamados “chivos expiatorios”, “excluidos” u ovejas negras.

El hecho de que todos los sistemas estén en constante cambio exige una readaptación constante a la realidad, para la que no todas las personas se sienten preparadas.

Es ahí donde tiene cabida la terapia sistémica.

Justamente, en numerosas ocasiones el “individuo problemático” es identificado como el más “sano”, puesto que es el que trae conciencia sobre la necesidad de un cambio en la forma habitual de funcionar.

¿Qué son las constelaciones Familiares?

Las constelaciones familiares son una herramienta terapéutica creada por el investigador alemán Bert Hellinguer en los años 80.

Bert descubrió que la lealtad y el amor que sentimos hacia nuestra familia nos lleva a querer resolver asuntos familiares que tienen que ver con historias vividas por nuestros ancestros, lo cual a veces nos encadena de forma inconsciente a vivir un destino personal que no es el nuestro.

Las constelaciones familiares se basan en la capacidad que tenemos las personas de percibir de forma inconsciente aquellos patrones familiares con los que estamos implicados.

Esta herramienta pretende traer a la luz la imagen interna de la situación, representada mediante figuras o personas, en función de si la constelación es individual o grupal.

A partir de esa imagen se logra inferir la solución que nos va a permitir liberarnos y enfocarnos en nuestro presente, aceptando las situaciones vividas anteriormente y tomando los recursos del pasado para poder vivir acorde a nuestros propios valores.

¿Qué son las constelaciones Progresivas?

Las constelaciones progresivas son un método terapéutico creado por la psicóloga y educadora Luz Rodríguez, a partir de su experiencia previa con las constelaciones familiares y con otras técnicas terapéuticas.

En palabras de su propia creadora, las constelaciones progresivas” se basan en hacer consciente la percepción interiorizada que poseemos de nuestro sistema familiar que configura nuestras actitudes, pensamientos y sentimientos ante la vida y las relaciones”

A partir de la toma de consciencia se pretende que la persona vaya tomando de forma progresiva diferentes acciones que la ayuden a cambiar el enfoque, de forma que pueda contribuir desde su lugar a solucionar los conflictos personales y familiares que le afectan.

Las constelaciones progresivas constituyen un proceso de entre 5 a 10 sesiones en las que el consultante va transitando una serie de etapas a través de las que logra concretar sus objetivos en coherencia con su propósito existencial, aprendiendo a tomar fuerza tanto de sus puntos débiles y sombras como de sus fortalezas.

¿Cómo se desarrolla un proceso de terapia sistémica desde SERSISTEMICA?

El terapeuta indagará junto con las partes afectadas (individuo, familia o grupo) qué función tiene el síntoma dentro del sistema, estableciendo un plan de acción, buscando diferentes opciones para que la persona o familia pueda satisfacer sus necesidades o funciones vitales de forma saludable, sin que el síntoma tenga lugar.

A lo largo del proceso terapéutico se abordarán diferentes capas o dimensiones del problema, incidiendo desde lo más antiguo (aspecto cultural, social y transgeneracional) a lo más inmediato (experiencia personal y familiar, rol ejercido en los diferentes ámbitos de interacción y rasgos individuales/personalidad).

El terapeuta se servirá de diferentes técnicas que ayuden al consultante, familia o sistema a tomar conciencia de aquellas situaciones o embrollos que contribuyen a mantener el problema o conflicto. Se le acompañará con varios recursos hacia nuevas acciones que promuevan la transformación y crecimiento de la persona, familia o sistema en cuestión.

Modalidades

PRESENCIAL

Nos reuniremos en un espacio especial y cómodo para ti. Allí podrás abordar tu situación con la tranquilidad, contención y con la libertad que requieres para expresar lo que está ocurriendo en tu vida.

Dirección: Cataluña, 45. Bajos, 44610-Calaceite (Teruel). España

Duración de la sesión:

  • Una hora (terapia individual), una hora y media (terapia familiar).

Metodología:

  • Agenda cita con anticipación

ONLINE

Desde la comodidad que te proporciona tu hogar, allí donde sea que habites, puedes adquirir este servicio.

Duración de la sesión:

  • Una hora (terapia individual), una hora y media (terapia familiar).

Metodología

  • Coordinar horario y fecha de atención.
  • Se enviará minutos antes de iniciar la sesión, un enlace para acceder a sala Zoom
  • Se enviará un enlace para acceder a la plataforma virtual de constelaciones familiares.
Aceptar cookies    Ver Política de Cookies
Privacidad